Saturday, April 19, 2008

EL MONO EN LAS ISLAS



Más vale tarde que nunca.
Aunque con retraso, aquí os dejamos una pequeña muestra del paso del mono rojo por las Islas Afortunadas.
Como podéis apreciar en la imagen, la estancia del mono en las isla fue, cuando menos, telúrica. Aquí le vemos departiendo animadamente con otros artistas y bohemios mientras se solazan y recuperan fuerzas degustando los manjares típicos de la zona y disfrutando de la brisa marina en un marco incomparable.
Contemplando tan insólita escena, uno no puede dejar de hacerse las siguientes preguntas:
-1ª. ¿es que acaso el mono rojo fue a las Islas a tocarse los güevos?
-2ª. ¿Es así como nuestra juventud malgasta su tiempo, retozando en las playas, mientras sus mayores se rompen el espinazo levantando el pais?
-3ª. ¿que le pasaba al camarero? ¿acaso consume las mismas substancias psicotrópicas que nuestro redactor?
-4ª. ¿donde está la pala?
Sabiendo de antemano que no obtendremos respuesta a tan cruciales cuestiones nos despedimos, no sin antes mandar desde aquí un afectuoso saludo y nuestro agradecimiento por su participación en tan bucólica estampa, a Nieves y Miguel a los que , sin menoscabo alguno de otros insignes literatos y pintores, consideramos baluarte y avanzadilla de las artes y las letras de esta nuestra civilización.
Grizzly Adams
Alias: El redactor psicotrópico

1 comment:

Tedhead said...

Algunas de las respuestas:
1º Los monos (rojos o los otros)hacen alguna otra cosa + que rascarse los güev..?
2ºMalgastar el tiempo, si..pero lo de "juventud" ?
PD. Tranqui D. Ramón, hemos encontrado la pala. La madera habló.